Buscar este blog

Cargando...

domingo, 23 de octubre de 2011

-Has dormido profundamete, no me he perdido nada -sus ojos centellearon-. Empezaste a hablar en sueños muy pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada